Trump, dispuesto a un nuevo “shutdown” si no logra fondos para el muro

El presidente norteamericano se mostró dispuesto a permitir el cierre de la Administración federal si el Congreso del país no aprueba fondos para avanzar en la construcción en el límite con México

“Desde luego que estaría dispuesto a considerar un cierre (del Gobierno federal) si no logramos una seguridad fronteriza apropiada”, afirmó Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Donald Trup y Giuseppe Conte (AFP)

Donald Trup y Giuseppe Conte (AFP)

“No tengo problema”, insistió Trump, sobre la suspensión de las actividades de la Administración federal el próximo 1 de octubre si los legisladores no alcanzan un acuerdo.

En enero de este año, ya se produjo uno de tres días de duración, impulsado por la oposición demócrata después de que Trump y los republicanos usaran como arma de negociación el futuro legal de los denominados “dreamers”, los inmigrantes indocumentados que llegaron de niños al país, y tras el que se llegó a un pacto bipartidista.

Hasta hora el Congreso ha dado luz verde a 1.600 millones para el muro fronterizo, uno de los proyectos estrella de Trump durante su campaña, muy lejos de los 25.000 millones que ha pedido.

Qué consecuencias tiene un “shutdown”

A los fines prácticos, el cierre afecta a los servicios públicos y a las agencias estatales no esenciales. Todas ellas permanecen cerradas y sus empleados son temporalmente suspendidos, ya que no se les puede pagar por su trabajo. Se estima que en 2013 esto afectó a unos 85.000 trabajadores del sector público federal. Esto alcanza al personal administrativo y de mantenimiento de organismos que van desde zoológicos y museos hasta agencias federales como las que regulan el alcohol, el tabaco y las armas de fuego.

En cambio, los servicios esenciales seguirán siendo prestados. Esto incluye a las Fuerzas de Seguridad y a las Fuerzas Armadas. Sus agentes no percibirán ningún salario mientras dure el shutdown, pero igualmente deberán presentarse a trabajar. Los que también deberán asistir a sus empleos, pero sí recibirán su paga por tratarse de funcionarios civiles, son los que se desempeñan en otros sectores sensibles, como el control de la aviación comercial, la seguridad social y el correo. También los congresistas y senadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *