Ofrece ICHEA primaria, secundaria y talleres de cómputo gratuitos a niños, jóvenes y adultos

A fin de apoyar a jóvenes y adultos mayores de 15 años que desean concluir su educación básica en primaria y secundaria, el Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (ICHEA), refuerza las acciones que serán implementadas en las plazas comunitarias y en los espacios que brinda la sociedad civil como círculos de estudios y sedes de aplicación de todo el Estado. 

La institución informó que ofrece alternativas para quienes desean concluir sus estudios, entre ellas, el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS), que se brinda a través de cursos de computación o en asesorías.


Estos talleres están abiertos tanto para los usuarios del ICHEA, como para sus familiares, niñas, niños, jóvenes y adultos estudiantes de cualquier nivel educativo o interesados en capacitarse. Además de poder acceder a la educación básica, existen la opción de participar en capacitaciones que van desde cursos de alfabetización tecnológica, talleres de artes y oficios, temas culturales, deportivos y de entretenimiento.




Estos servicios se ofrecen en las plazas comunitarias del ICHEA, que son espacios físicos que cuentan con un centro de cómputo y acceso a internet, aula audiovisual con televisión y material audiovisual, así como un aula presencial para el estudio, con los materiales necesarios para el aprendizaje, así como las asesorías.


El director general del ICHEA, Eberto Javalera Lino, declaró que 34 mil 409 jóvenes y adultos que fueron atendidos durante el 2018 concluyeron algún nivel de la educación básica y que esperan que al incrementar el uso de las tecnologías y los distintos talleres que ofrece la institución el número de personas con primaria y secundaria sea mayor al del año pasado.

Explicó que las plazas comunitarias funcionan en convenio con otras instituciones que conjuntan esfuerzos y recursos a favor de los chihuahuenses, donde pueden acudir para certificarse incrementando sus alternativas académicas y laborales, “y todos son de manera gratuita, así como los materiales”.

“Ofrecer estos servicios de formación se logra gracias al apoyo y solidaridad de la población, que se suma a la noble tarea de enseñar a las personas más vulnerables los conocimientos básicos, al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) que proporciona el equipamiento, mobiliario y material didáctico o las gratificaciones simbólicas para los voluntarios que los operan” añadió Javalera Lino.

El ICHEA opera en los 67 municipios a través de la cooperación de los diversos sectores, instituciones, empresas o incluso particulares, que permiten desarrollar los servicios educativos para la población más vulnerable.