A los 67 años se decide a estudiar y busca trabajo en la feria del empleo

Vicenta Rufina Dávila Cruz de 67 años, quien necesita emplearse para sostener su hogar, se decidió a buscar una ocupación en la Primera Feria del Empleo, efectuada el 31 de enero en la ciudad de Chihuahua, pero también aprovechó para inscribirse y terminar su primaria y secundaria.

Ella sabe que a pesar de apenas conocer apenas unas letras,  puede aprender a leer y escribir y manifiesta querer terminar primaria y secundaria, por lo que se registró en el módulo del Instituto Chihuahuense de Educación para los adultos (ICHEA).

Para Rufina la edad no es un impedimento para mejorar su vida, motivada y segura de cumplir su meta, aceptó el reto de iniciar su educación y, sin vergüenza, dice que pronto sabrá  leer y escribir bien, y  que desea terminar su educación  básica para encontrar un empleo estable.

De niña no tuvo la oportunidad de acudir a una escuela, lo que no le favorecía cuando salía de casa para buscar trabajo, dedicándose durante muchos años a realizar labores domésticas para apoyar con el sustento de su familia.

Actualmente Vicenta realiza las tareas del hogar, pues sus hijos ya son independientes y no viven con ella.

El evento organizado por el Servicio Nacional de Empleo y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno del Estado en el Museo Semilla de la ciudad de Chihuahua, tuvo la finalidad de ofrecer a la ciudadanía opciones de empleo, capacitación o servicios a favor de su desarrollo.

El director general del ICHEA, Eberto Javalera Lino, destacó la importancia de participar en estos eventos para impulsar la educación para los chihuahuenses y reconoció la fuerza de voluntad de doña Vicenta quien se vuelve un ejemplo de superación.

“La educación es la clave para el desarrollo de las personas, del estado y del país. Se sabe que puede ser la solución para erradicar la pobreza a través de mejorar en un trabajo, pero la verdadera solución está en capacitar a las personas, en brindarles las herramientas para que estudien y se desarrollen. La señora Rufina Dávila nos pone el ejemplo”, dijo.