Evalúa Gobierno del Estado producción de olivo en la entidad

Aldama, Chih.  Se cultiva en el kilómetro 40 de Aldama para evaluación; la pizca crearía una importante fuente de empleo* *Ahorra 60% de agua en comparación con cultivos tradicionales* El Gobierno del Estado que encabeza Javier Corral Jurado, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural, impulsa permanentemente en el sector agropecuario, la reconversión productiva hacia cultivos más rentables para las y los productores chihuahuenses, tal el caso del olivo, que recientemente se encuentra en fase de evaluación en la región de Aldama, para su posible producción en la entidad. Se trata de un cultivo de alta productividad, pero de menor demanda de agua que los cultivos tradicionales, ahorrando más del 60 por ciento del vital líquido en su producción, e igualmente, dado que su pizca, al ser manual, brindaría una importante fuente de empleo. 

Por instrucciones del secretario René Almeida Grajeda, un equipo del Departamento de Agricultura, a cargo de Ricardo Noé Márquez Portillo, acudió al kilómetro 40 de Aldama por el camino hacia Ojinaga, para presenciar una tecnología de reconversión productiva y plantación de olivo por parte de empresas particulares provenientes de Baja California, para su evaluación como una nueva variedad de productos en el estado”.

Márquez Portillo enfatizó en el beneficio económico y de nuevas fuentes de empleo que el cultivo de olivo generaría para el estado de Chihuahua. “De ser favorable el resultado de su cultivo, traería un impacto social muy importante, al ser su pizca integralmente manual y crearía una sustancial fuente de empleo para jornaleros agrícolas, al ocupar en su momento mucha mano de obra en las regiones a establecerse, y un producto que sería para exportación en un mundo globalizado, lo que abriría nuevas brechas para ser más competitivos en nuevos productos en mercados internacionales”, expresó.

Así, la administración estatal fomenta y apoya entre las y los productores agrícolas, emigrar a nuevos cultivos más rentables, según las vocaciones individuales y regionales, como una nueva alternativa, sin dejar de producir los cultivos ya emblemáticos para Chihuahua.

Los cultivos que han tenido una respuesta favorable para su producción comercial ante las condiciones orográficas y climáticas chihuahuenses, son la maralfalfa, el sorgo sudán, plantaciones de chile, plantación de vid, la zarzamora y el granado, entre otros.

La plantación de olivo en Aldama, corresponde a 2 hectáreas, destacando que cuenta con una máquina de alta tecnología de plantación de 2 líneas, con sensores, y que inyectan tutores de las plantas para que se puedan desarrollar de forma vertical. Las empresas especializadas en este cultivo, provienen de Baja California a experimentar en el estado de Chihuahua, por lo que el Gobierno del Estado evaluará si se adaptan a la zona y de resultar con éxito, podrían ser uno de los cultivos de alta productividad y con menor demanda de agua.

“Ya se cuenta con una huerta experimental en Parral, por lo que estaremos monitoreando con estos productores que se arriesgan con nuevos cultivos, a dar un seguimiento puntual, para que si llegase a ser vocación en esta entidad, poder posteriormente impulsarlo principalmente en la región centro sur, apoyando con ello a las y los productores, y vincularlos las empresas de Baja California especializada en su cultivo”, finalizó Márquez Portillo.