Acoso Textual: Oscares, racismo y Javier que no entiende


Por Mario Alberto Estrella.- Parece que el racismo es el ingrediente principal de todas las sopas a últimas fechas.

Sin embargo, el fin de semana pasamos del racismo y clasismo a la ignorancia e indolencia.

El domingo el cineasta mexicano Alfonso Cuarón, se subió tres veces al escenario trayendo a casa las estatuillas a: Mejor Dirección, Mejor Película Extranjera y Mejor Fotografía, pero la atención en las redes sociales se centró en torno a Olmo Teodoro Cuarón, hijo de Alfonso Cuarón, mismo que fue blanco de burlas por los gestos que hizo durante la alfombra roja de los premios Óscar. Lo que pocas personas saben es que el menor, de 13 años de edad, es autista.

La cuenta de Cinemex, cadena de cines en donde se proyectó Roma durante las últimas semanas, quiso unirse a la conversación en redes y utilizó una fotografía de Olmo para hacer un meme que no fue bien recibido por los usuarios.

Del otro lado del muro, el presidente de allá, Donald Trump, denunció al director de cine, productor, escritor y actor estadounidense ganador del Oscar Spike Lee como “racista” (el burro hablando de orejas) en Twitter luego del discurso de aceptación de este último en los Premios de la Academia el domingo.

Lee ganó el Oscar al Mejor Guión Adaptado por “BlacKkKlansman” junto con Charlie Wachtel, David Rabinowitz y Kevin Willmott. Sin embargo, estaba visiblemente molesto por perder al “Libro Verde” por el premio a la Mejor Película.

Durante su discurso de aceptación, Lee notó que su victoria se produjo durante el Black History Month antes de proporcionar una versión resumida de la historia de la esclavitud en los Estados Unidos, y rendir homenaje a su abuela que se graduó en el Spelman College, predominantemente negro, a pesar de que su madre era una esclavo. Luego hizo un llamado a la acción política en un golpe velado a Trump.

El que terminó de incendiar la arena fue el Senador Marco Rubio, quien ya se hizo acreedor a su petición en Charnge.org para ser destituido por atizar la hoguera en el escenario venezolano.

El 24 de febrero de 2019, el senador Marco Rubio tuiteó una imagen violenta del ex líder de Libia, Muammar Gaddafi, en clara referencia al actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
https://twitter.com/marcorubio/status/1099726515292508162

pic.twitter.com/ZwxbWyV1HF— Marco Rubio (@marcorubio) February 24, 2019

En la tierra de “Todos contra el El Peje” nuestro ilustre Gobernador se sumó a medio centenar de inconformes con la dirección de la 4t. En un acto que a todas luces parece el banderazo de salida por las elecciones del 2024.  Autoproclamados “Un grupo plural de ciudadanos y ciudadanas, de las más diversas trayectorias, actividades y posturas políticas, nos hemos reunido en distintas ocasiones para intercambiar visiones y preocupaciones comunes, discutir experiencias y acordar caminos y acciones para el fortalecimiento de la democracia y la justicia en México”.

Con el “hashtag” #YoSíQuieroContrapesos el movimiento, que parece la versión 3.0 del próximo a desaparecer PAN, pone el cimiento para eso que a nuestro “Gober” se le da mejor que a Yalitza decir “sí señor”; el ser oposición, ya que si entregaran estatuillas por no estar de acuerdo, Javier sería el presidente de la academia. Sin embargo al mandatario se le obliga la máxima romana, “al pueblo pan y circo” y a estas alturas con tanto circo, su administración corre el riesgo de quedar en una pálida sombra.