Acoso Textual: Chihuahua va bien pero…


Por Mario Alberto Estrella.- Siguen los astros retrógrados en los cielos del primer mandatario estatal, habría dicho Walter Mercado de ver la semana que se acaba de soplar nuestro Gober.

Y es que de cabo a rabo la última semana de febrero fue una literal mentada de progenitora para Javier Corral, quién lo menos que recibió  en el lapso de una semana fue un “ternuritas”.

El viernes pasado, el gobernador de Chihuahua presentó su segundo Informe de Gobierno, en cuyo discurso lamentó que el Presidente de México criticara al frente opositor denominado “Yo sí quiero contrapesos”. Corral se rechazó convertirse en un gobernador sometido, silenciado por el poder central.

Dijo cuando se pelea por la justicia los frutos tardan pero siempre llegan.Chihuahua va bien y va a ir mejor.

No vine a ser un gobernador silenciado por el poder central, no lo hicimos ayer frente al régimen corrupto, no lo haremos hoy y no lo haremos nunca, no nos someteremos cuando de defender las libertades y la democracia se trata.

El pasado fin de semana, los abucheos a los gobernadores se repitieron durante las giras que López Obrador realizó por Sonora, Chihuahua y Baja California Sur. Al responder a quienes gritaban “¡fueeeera, Corral!” y mentaban la madre al mandatario chihuahuense, López Obrador les dijo. “Tenemos que respetar a todas las autoridades, sobre todo si son autoridades legítimas, surgidas de procesos democráticos”. Y añadió que Javier Corral “está en su derecho a disentir y lo vamos a respetar siempre”.

El acto en Chihuahua parecía la repetición de otros, en los que el mandatario estatal es abucheado y el Presidente sale en su defensa, pero hubo una diferencia notable: Corral se convirtió en el primer gobernador en no tomar la palabra en un acto público encabezado por López Obrador. Otra diferencia fue que el fin de semana se hizo pública la mecánica mediante la cual los dirigentes locales de Morena instruirían a sus simpatizantes a insultar y rechiflar al gobernador.

Podemos tener diferencias por que eso es la democracia. El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que merecen más respeto los opositores que los “abyectos” y pidió a los habitantes de Chihuahua respeto absoluto y sin condiciones para el gobernador Javier Corral quien, dijo, fue electo democráticamente.

Luego de que asistentes a la entrega de apoyos del programa Tandas para el Bienestar, en la capital chihuahuense, abuchearon en repetidas ocasiones al mandatario estatal y gritaron consignas como “¡Fuera Corral, fuera Corral!” incluso mientras el Presidente emitía su mensaje, López Obrador llamó a los chihuahuenses a respetar a las autoridades, específicamente a Corral.

Luego de que fuera abucheado y no diera un discurso de bienvenida durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad,  el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, dijo que mantendrá una relación respetuosa con el presidente, sin embargo, afirmó no asistirá a sus mítines para evitar ser ridiculizado.

“Hemos dado una muestra de que nuestra relación con el gobierno del Presidente López Obrador será de respeto, de colaboración, de coordinación, pero en este caso no nos vamos a someter, ni nos vamos a arriesgar a ser ridiculizados, porque la dinámica sobre la que se construyen los eventos busca eso, desacreditar a los gobernadores, colocarlos como los acusados de la muchedumbre para que el presidente tenga una posición destacable”.

En una entrevista radiofónica el mandatario estatal, acusó que este tipo de eventos le han ido dando al Presidente una “mayor popularidad”, ya que tienen “una gran carga política-ideológica y partidista”, además de que los “abucheos” son previamente organizados por Morena.

Al Presidente lo recibí en el aeropuerto y lo acompañé a su acto político, a sabiendas de que estaría frente a un auditorio adverso; preferí correr los riesgos de las groserías y las ofensas que me hicieron, a pasar como descortés con el Presidente de la República. Yo quiero tener la capacidad de separar mis diferencias políticas con López Obrador, del ejercicio de mis responsabilidades públicas, dijo el gobernador del estado.

“Efectivamente, no participe en el evento con un discurso; no lo hice porque estaba enterado de todo lo que se estaba organizando, y tampoco iba a permitir la ofensa que se le hizo al gobernador de Guerrero, en el que el Presidente pusiera a votación de sus seguidores si debía o no hablar. Estos actos están pensados, organizados y convocados bajo una estrategia política partidista; es una especie de extensión de la campaña, pero ahora como una especie de banquillo de los acusados, y en donde el Presidente sale al paso para salvar a los gobernadores de la muchedumbre”, manifestó el gobernador de Chihuahua.

Javier Corral Jurado

Los gritos y abucheos que han recibido prácticamente todos los Gobernadores de Oposición que ha visitado el Presidente López Obrador son, según el PRI, una estrategia de Morena.

Desde la cuenta oficial del tricolor en Twitter se publicó esta tarde un documento con el que presuntamente se instruye a los asistentes de eventos de López Obrador a lanzar rechiflas y gritos a los Gobernadores

Ante las recurrentes expresiones de rechazo que han tenido los gobernadores durante sus eventos, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que salvo en un solo caso no ha percibido que se traten de expresiones orquestadas en contra de ellos, sino que en muchos casos hay demandas sociales que afectan a grupos que, ante la presencia mediática, buscan hacerse notar.

Tras insistir en que con independencia de esto se trata de manifestaciones que constituyen faltas de respeto, López Obrador destacó que ha intentado llamar a evitarlas. Sin embargo, dijo que si se da el caso de que los gobernadores prefieran evitar esta exposición podría reunirse con ellos de forma privada, pues se trata de la autoridad electoral a la que su gobierno debe tratar con respeto y mantener una relación pero que si optan por esta vía privada, lo hará sin problema.

“Los gobernadores se han portado bien, por eso salgo y ante una falta de respeto los defiendo porque tenemos que actuar en unidad” dijo López Obrador.

Por su lado la aprobación de López Obrador se encuentra en su máximo nivel histórico al llegar a sus primeros 100 días.