Acoso Textual: “Cuauhtémoc Style”


Por Mario Alberto Estrella.- Un capítulo más, de la telenovela que viven los poderes estatales aconteció el fin de semana.

Al puro estilo Cuauhtémoc, luego de una persecución de película chafa, con choque de por medio, el alcalde de por allá terminó tras las rejas.

Una vez más el polémico edil, midió fuerzas contra la autoridad estatal, para terminar en chirona, fichado como malandrin de rancho.

Carlos Tena Nevárez, presidente municipal morenista de Cuauhtémoc, fue detenido este sábado por agentes de la Comisión Estatal de Seguridad luego de que intentara impedir el decomiso de un automóvil importado ilegalmente al país.

De acuerdo con César Augusto Peniche, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Tena abordó dicho vehículo y escapó a gran velocidad para evitar la acción legal de los agentes policiacos, pero terminó chocando kilómetros más adelante.

Tras ser detenido, el funcionario fue trasladado a las oficinas de la Fiscalía de distrito Zona Occidente para ponerlo a disposición del Ministerio Público bajo el cargo de obstrucción de la justicia.

De acuerdo al parte informativo de los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, señaló que llevaban a cabo la revisión de un vehículo de procedencia extranjera marca Chevrolet Malibú, modelo 2011, de color gris y con alto polarizado en los cristales.

Cuando revisaban la unidad, Tena Nevárez arribó al sitio y advirtió a los agentes que no se llevaran el automóvil. Posteriormente lo abordó y emprendió la huida, pero se le dio alcance dos kilómetros más adelante, cuando se impactó contra una camioneta unidad Chevrolet Silverado, de la Policía Ministerial.

Tras la fuga y persecución, los agentes inmovilizaron el vehículo y detuvieron al presidente municipal y a su asistente Jaime Bustamante; este último es acusado por el delito de desobediencia y resistencia de particulares, y daños.

Por su parte, el gobierno municipal de Cuauhtémoc rechazó la versión de la FGE señalando que la intención del edil no era fugarse, sino evitar que la unidad fuera decomisada, y señalaron que el choque se debió a que los oficiales le cerraron el paso al alcalde.

“Desmentimos que haya sido intención del presidente incurrir en un delito, ya que acudió solo con el propósito de evitar el abuso y el daño económico para la familia del propietario del automóvil, tal como ha sido característico en la lucha que desde siempre ha realizado Carlos Tena Nevarez”, precisa un comunicado emitido por parte del Gobierno municipal de Cuauhtémoc.

Pero el culebrón no terminó ahí,  un grupo de aproximadamente 50 morenistas llegaron a las instalaciones de la Fiscalía Zona Occidente para exigir la liberación del alcalde y calificaron de arbitraria la detención, ya que sólo defendía el patrimonio de una familia.

Finalmente Tena Nevárez fue puesto en libertad alrededor de las 22:00 horas del mismo día.

Lo anterior luego de un acuerdo entre representantes del Presidente Municipal, entre ellos Oscar Leos Mayagoitia, secretario técnico de la Coordinación Territorial para la Paz, quien indicó que se llegó a un acuerdo con el Fiscal de la Zona Occidente para que Tena continúe su proceso en tribunales.

Luego de ser puesto en libertad, Carlos Tena dio un discurso a las afueras de la Presidencia ante la gente que lo apoyó en la Fiscalía exigiendo su libertad.

Aseguró que hubo quien lo quiso ver en la cárcel, y lo logró, pero “a mí no me van a asustar”.

Aseguró que los agentes que lo aprendieron estaban extorsionando a una familia y momentos antes le quitaron a una familia 7 mil pesos.

“Sí con esto logramos que se terminen las extorsiones, estoy dispuesto a ir a la cárcel todos los días”.

Sin embargo la gente bien del rancho, terminó más que enchilada con el zafarrancho de Tena, ni tardos ni perezosos los miembros  de Canacintra lanzaron un comunicado en el que se señalan a Tena como una vergüenza.

Alegando que por tercera vez está quebrantando la ley, esa no es y no debe ser la actitud de un presidente municipal. Es inaudito que se escude en su posición para según el ayudar al pueblo, lo que el pueblo necesita es alguien en esa posición que respete las leyes y se apegue a el estado de derecho, afirmaron los industriales.