Pide Luis Aguilar que se tengan desfibriladores automáticos en lugares públicos para contrarrestar ataques cardíacos

El Presidente de la comisión de salud Luis Aguilar, informó durante su
presentación en el Congreso del Estado que las enfermedades
cardiovasculares son una de las primeras causas de muerte en todo

el mundo, según la organización mundial de la salud.

Durante el 2012 murieron un aproximado de 17 millones de personas, siendo un 30% de las defunciones mundialmente.

Es necesario establecer medidas para contrarrestar estas fuertes
afectaciones cardiacas, porque el Estado de Chihuahua se sitúa entre los
primeros lugares en defunciones por enfermedades isquémicas del corazón.

Debemos tener acciones legislativas pertinentes dice Luis Aguilar, es por
eso que ante la presencia de un paro cardíaco en cualquier lugar, es
necesario el tener cerca un desfibrilador externo automático (DEA) para
poder salvar vidas, porque mediante el cual se pueda diagnosticar y tratar
el paro cardiorrespiratorio cuando es debido a la fibrilación ventricular o
una taquicardia ventricular sin pulso, restableciendo un ritmo cardíaco
efectivo, eléctrica y mecánicamente.

De acuerdo al Consejo de Salubridad General, la probabilidad de muerte
súbita por una fibrilación ventricular que ocurra en lugares públicos es de
1 por cada 1000 casos, reiteró el Diputado del PAN, así que es importante
el tener estos aparatos en lugares de gran afluencia, así como lo tienen
en Jalisco, Coahuila y Sonora, que recientemente en su bagaje legislativo
cuentan con un ordenamiento llamado “Ley de Cardioprotección del Estado”, y en el municipio de Querétaro existe el Programa Ciudad Cardioprotegida y precisamente con el desfibrilador, ha permitido salvar vidas, inclusive está por encima de la media mundial en atención de personas con estos aparatos instalados en diversos puntos de la ciudad. (114 desfibriladores).

Explicó Aguilar, que es necesario mencionar que un paro cardiaco no es
sinónimo de ataque o infarto cardíaco o también, se le denomina infarto al
miocardio, la diferencia estriba que en el primero, se da por problemas en
el sistema eléctrico interno del corazón.

Esto produce ritmos cardíacos anormales (llamados arritmias) que le impiden al corazón bombear la sangre, y el segundo, se presenta por un fallo del suministro de sangre al corazón, en otras palabras, este músculo suele continuar latiendo pero el flujo sanguíneo hacia él se encuentra bloqueado y si éste es muy fuerte puede provocar un paro cardiaco, pero no a la inversa.

Así pues, los Desfibriladores Externos Automáticos permiten recuperar el
ritmo cardíaco adecuado, como ya se precisó con anterioridad, aunado a
esto, la operación de los referidos aparatos no es complicado, y por ende,
todas y todos podríamos operarlos de una manera sencilla cuando se presente una eventualidad de esta naturaleza y así salvar la vida de una persona mediante una descarga eléctrica.

Los lugares donde se pudieran establecer estos aparatos se tienen
contemplados en

a. Terminales de todo tipo de transporte tanto nacional como internacional
con capacidad para 500 personas o más;

b. Centros Comerciales superiores a 1000 m2 (mil metros cuadrados);

c. Estadios;

d. Locales de espectáculos;

e. Salas de conferencias, eventos o exposiciones;

f. Hoteles, centros turísticos o de recreación;

g. Instituciones sociales

h. Centros educativos de todos los niveles.