Elige Congreso del Estado a titular de la tercera magistratura del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa

Constituido en Colegio Electoral, el Pleno del Congreso de Chihuahua, mediante votación por cédula, eligió a Mayra Aída Arróniz Ávila como magistrada del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, al obtener en segunda ronda, la cantidad de 22 votos de los legisladores presentes. 

Dentro de la exposición del acuerdo mediante el cual se informaron los nombres de las personas que conformaron la terna, el diputado Misael Máynez Cano, en representación de la Junta de Coordinación Política, detalló que dicha integración se realizó toda vez que el pasado 23 de mayo de 2019, recayó en dos personas del sexo masculino, la designación de dos de las tres magistraturas, por lo que en uso de una “acción afirmativa” que asegure el pleno desarrollo de la mujer y logre su igualdad sustantiva o de facto con los hombres, el listado fue conformado únicamente con los nombres de las mujeres que previamente había seleccionado la Junta de Coordinación Política, dentro del grupo de las y los diez aspirantes.

“En este proceso de designación de magistraturas, el Congreso del Estado está obligado a respetar el derecho a la igualdad y a evitar la discriminación motivada por el género y cualquier otra que atente contra la dignidad humana y que tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas, acorde con lo que establece la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW)”, agregó el Legislador.

Dado a lo anterior, la terna conformada para la designación de la magistratura en comento, quedó conformada de la siguiente manera: Mayra Aída Arróniz Ávila, Norma Isabel Bustamante Herrera, Karla Esmeralda Reyes Orozco y Sofía Adriana Hernández Holguín.

Cabe resaltar que las personas electas para ocupar la titularidad de las magistraturas del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, rindieron la protesta de Ley correspondiente, ante el Pleno del Poder Legislativo, comprometiéndose a desempeñar leal y patrióticamente el cargo conferido por el bien y la prosperidad del Estado.