Piden diputados replantear acuerdos para cumplimiento del Tratado Internacional del Agua

Diputados locales exhortaron a la Comisión Nacional del Agua y a la
Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, para que se tomen medidas
inmediatas para que se replanteen los acuerdos tomados por el Consejo de
la Cuenca del Río Bravo, respecto del cumplimiento del Tratado
Internacional del Agua de 1944, ya que dichas acciones van en detrimento
de los productores, agricultores y de la población del Estado de
Chihuahua, debido a la forma inequitativa en que se pretende realizar
el pago de agua.

El diputado Luis Aguilar, integrante del Grupo Parlamentario del PAN,
fue quien en voz de varios de sus compañeros diputados, presentó el
exhorto aprobado de manera urgente, por los integrantes de la Diputación
Permanente.

Aguilar señaló que, dicho tratado regula el uso y aprovechamiento de las
aguas internacionales de los ríos Bravo, Colorado y Tijuana entre México
y Estados Unidos, e incluye las reglas para calcular los plazos en que
se hace exigible el pago de adeudos de agua entre ambas naciones.
“Es innegable que el tema del agua, por ser un recurso natural de gran
importancia, de un valor incalculable y por desgracia en una progresiva
escasez, es y será un asunto que se debe de abordar de manera recurrente
en las relaciones bilaterales entre las dos naciones”, externó el
legislador.

Agregó que, la problemática para el Estado de Chihuahua, con los
acuerdos establecidos por el Consejo de la Cuenca del Rio Bravo, es que
no son equitativos en el cumplimiento del Tratado del Agua, ya que es el
Estado el encargado de pagar el 55% del acuerdo internacional del agua
de 1944, y se ha llegado al consenso por parte del citado consejo de
solicitar más agua de la que ya se viene aportando anualmente, tomando
el vital líquido de las presas principales del Estado como son la
Boquilla y las Vírgenes, dejando en un peligroso desabasto de agua a los
productores, agricultores y la ciudadanía en general.

Además, hizo mención en el costo que la Entidad debe invertir en las
acciones tecnológicas y herramientas que se deben implementar, para el
cuidado del vital líquido, a fin de asegurar un uso responsable y
sustentable.

Por último, se debe hacer especial mención de las obras indispensables
para tener posibilidad técnica y de infraestructura para seguir dándole
cumplimiento al Tratado, mismas que cada día son más necesarias y para
las cuales no se cuenta con el recurso para llevarlas a cabo.