Insiste Congreso de Chihuahua en apoyar el respeto de derechos laborales para pedagogos

El Poder Legislativo de Chihuahua, exhortó al Congreso de la Unión, para que a través de la Cámara de Diputados, dentro de la expedición de las nuevas leyes secundarias derivadas de las reformas constitucionales en materia educativa, se contemple y reconozca la figura de los Asesores Técnicos Pedagógicos (ATP), en la Ley General de Educación, en la Ley General del Servicio Profesional Docente, así como en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.


El iniciador del exhorto, diputado de Movimiento Ciudadano, Arturo Parga Amado, agregó que la propuesta realizada es también para que el nombramiento de Asesor Técnico Pedagógico sea considerado como promoción sin perder el vínculo con la docencia, para que puedan aplicar para otros cargos como director, supervisor o hasta regresar a ser maestros de grupo, y con ello, que no pierdan los derechos adquiridos como docentes.
Así mismo, se exhortó a la Secretaría de Educación Pública para que incluya la clave de ATP, a efecto de regularizar y garantizar las condiciones laborales de los asesores técnicos pedagógicos de todos los niveles educativos, y para que en tanto se emitan las leyes secundarias, a quienes laboran como tales, no se dejen en desamparo e incertidumbre. 


El Legislador detalló que, por casi dos décadas algunos maestros en servicio solamente eran comisionados como apoyos o asesores técnicos; a partir de los primeros años de los noventa, empezaron a asignarse a docentes en servicio a funciones temporales de asesoría en los diferentes niveles educativos. En esos años, la asesoría técnico pedagógica fue implementada “con comisiones o invitaciones que no privilegiaban su carácter académico. Fue hasta el año 2015, que el puesto o función de asesor técnico pedagógico en México, fue asignado por nombramiento o plaza específica, de carácter permanente y con sus propias evaluaciones”.


Para realizar la función de asesoría, estos docentes tuvieron que desarrollar competencias disciplinarias, competencias para la investigación y para la reflexión con sus pares sobre los procesos formativos, competencias de planeación de los procesos de la enseñanza aprendizaje, de comunicación y de trabajo en equipo, así como habilidades y estrategias de relaciones interpersonales y resolución de conflictos satisfactorias, propiciando también ambientes para el aprendizaje autónomo y colaborativo.


“Se considera que dentro de la estructura educativa en el País, los asesores técnicos pedagógicos, son agentes de cambio, ya que brindan apoyo, asesoría y acompañamiento especializado a los docentes y a las escuelas, visitan escuelas y generan redes y comunidades de aprendizaje”, finalizó el diputado Parga.


Por último es importante mencionar que este exhorto al cual se unieron el diputado René Frías Bencomo, y las diputadas Deyanira Ozaeta y Patricia Jurado, será enviado para conocimiento de los diferentes congresos de los estados.