Sigue EUA sin tomar en cuenta la vida de las personas: Miguel Riggs

Porque es un desaire no tomar medidas drásticas con el manejo de las armas

Ante los hechos de sangre en el Paso Texas en un centro comercial, el Diputado Federal Miguel Riggs lamento lo sucedido, porque fueron asesinados chihuahuenses que acudían de compras tranquilamente.

Este es un reclamo porque el Gobierno de los Estados Unidos, no ha hecho el mismo pronunciamiento de rechazo y de enojo como lo han hecho contra México y de sus alertas que hacen contra Chihuahua. Siguen sin tomar en cuenta la vida de las personas: Es aquí la muestra de cómo el gobierno de Estados Unidos no tiene control sobre las armas que maneja en su país y al nuestro”.

Como miembro de la Comisión de Asuntos Frontera Norte, indico que en primera es primordial que rebaje el Presidente Trump su mensaje de racismo contra los mexicanos, porque es el primer detonante que está permeando fuertemente entre los jóvenes y que ya dejo de ser un acto de campaña, para transformarse en violencia contra nuestros paisanos.

En Segundo, el Gobierno estadounidense debe comprender que ya tienen un problema latente con una venta de armas descontrolada y que está causando una situación de caos cuando llegan estas armas a manos de cretinos. Esta problemática ha ido creciendo de forma tácita, porque fueron varios hechos este fin de semana con el mismo objetivo racista.

Este es un llamado al Gobierno norteamericano y a sus legisladores para que exista una mayor regulación de las armas, porque es un desaire el no tomar medidas drásticas en cuanto al manejo de armas, porque es evidente que cualquiera puede tener un arma de alto calibre, sin ningún problema. Sabemos que existen muchos intereses de por medio dentro de la industria armamentista, pero este tipo de actos delictivos van en aumento sin tener un control para ello.

Ya no estamos hablando de la delincuencia organizada, sino de menores y jóvenes que tienen armas y empiecen a disparar en las escuelas y en este último hecho tan lamentable en un Wal-Mart del Paso Texas, dijo Riggs Baeza.