Repudia Rocío González agresiones y represión a los alcaldes por gobierno de AMLO

Es injusto tratar así a quienes en su legítimo derecho, buscan más recursos para sus municipios.

Ante el trato de agresión y represión que recibieron los alcaldes de diversos municipios al intentar platicar con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la diputada Rocío González exigió que haya mayor respeto institucional, y además, que se establezca ya un gobierno responsable con sus obligaciones.

A decir de la legisladora, es inconcebible el trato que se les dio a los alcaldes, que en vez de tener acceso al Presidente, se les rocío con gas pimienta como si fueran delincuentes, y se les negó el acceso a un recinto que han jurado en repetidas ocasiones, es de acceso libre.

Pero más allá de eso, es lamentable que el gobierno haya quitado recursos a los presupuestos municipales, que son los que directamente atienden a la población. Con ello surge la pregunta, ¿qué clase de gobierno tiene la 4T?

“Claramente es un gobierno que simula con la austeridad, y en aras de un populismo barato, ha dejado en desventaja a las autoridades que no le sirven fielmente a sus propósitos. Como el caso de Sinaloa, que se quedó sin protección y al mando del crimen organizado”, sostuvo González Alonso.

Es claro que en México hay un gobierno que desaparece recursos a sus Pueblos Mágicos y a las estancias infantiles, que disminuye el presupuesto al campo y a la seguridad y la obra pública; es un centralista, incapaz de dar soluciones.

Y no es una crítica política, es una queja sustentada porque en este gobierno van más de 30,000 muertos, lo que ha sido catalogado por el mismo Secretariado Ejecutivo de Seguridad, como algo inédito en México.

Tenemos un país con crecimiento cero, y una administración federal que ha hecho adjudicaciones directas en más del 75% de las compras y obras, sin justificación legal alguna.

Estas y otras cosas exigimos que cambien, es necesario que el gobierno cumpla, expuso Rocío González, recordando que ya se cumplen 6 meses de la promesa de reducción de violencia; pero lo preocupante es que en vez de mejorar, vamos empeorando. “Una encuesta arroja que el 92% señala que existe más violencia que cuando Amlo no estaba en el poder”.

Es inadmisible que el gobierno aplique abrazos y amnistía a los delincuentes, y gas lacrimógeno y desprecio a los alcaldes.

Es por ello que, hoy, hago un llamado a la ciudadanía que le interesa su familia y su país, a que no dejen que pase esto, pues es antipatriótico colaborar con un régimen autoritario, destructivo y criminalmente inepto que desmantela al Estado, que arrasa con nuestra frágil democracia, la que por décadas hemos construido.