Se mantienen en buen estado de salud los 5 casos confirmados con COVID-19

El doctor Arturo José Valenzuela, director médico de la Secretaría de Salud en la Zona Norte, informa que se encuentran en su casa a la espera de que pase el periodo de contagio

Los 5 casos de COVID-19 confirmados en el Estado de Chihuahua se encuentran en buen estado de salud y aislados en sus respectivas viviendas, a la espera de que concluya el periodo de contagio, informó el director médico de la Secretaría de Salud en la Zona Norte, Arturo José Valenzuela Zorrilla.

En rueda de prensa transmitida por plataformas digitales desde Ciudad Juárez, informó que de los cinco casos, cuatro fueron ubicados en Ciudad Juárez y uno en la ciudad de Chihuahua.

A la fecha se han descartado con las pruebas de laboratorio, 15 casos.

El funcionario señaló que de los últimos tres contagios confirmados, dos tienen el antecedente de haber viajado a España.

Informó que en el caso de la capital del estado, se trata de un hombre de 47 años de edad que no ha mostrado complicaciones en su salud y está bajo vigilancia por el departamento de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Valenzuela Zorrilla explicó que en el Estado de Chihuahua se mantiene la primera fase de la pandemia que corresponde a casos importados y que no pasan más allá de la familia.

Sin embargo, indico que se prevé que se pase a la fase dos cuando estos casos familiares pasen el contagio a terceras personas fuera de casa.

Por eso, llamó a la ciudadanía a mantener las medidas preventivas correspondientes, de quedarse en casa, guardar una distancia personal de metro y medio, el lavado de manos y procurar que la familia las adopte.

“Esa es la única vacuna que tenemos y está en cada uno de nosotros”, subrayó el director médico, quien hizo un llamado a la población a evitar acudir a lugares que puedan estar concurridos, como casinos, centros comerciales o viajar en caso de no ser necesario.

Descartó que el cierre parcial de la frontera con Estados Unidos tenga algún efecto epidemiológico, aunque podría retrasar un poco la llegada de la fase 2.

Valenzuela explicó que en el caso de la frontera, para atender a las personas cuya salud pueda agravarse por estar contagiada, se consiguieron nueve ventiladores para el Hospital General, que se incluyen a los que ya se tenían.

Señaló que con los insumos y equipo con que se cuenta en la actualidad, sí alcanza para atender cualquier situación, siempre y cuando la población responda en asumir las medidas preventivas.

“De eso depende de si nos van a alcanzar o no los recursos que tenemos, porque en ninguna ciudad por más moderna que sea, si la ciudadanía no entiende su responsabilidad y no las toma en serio (las recomendaciones), no van a alcanzar los recursos”, afirmó.