México declara emergencia sanitaria por COVID-19

Millones de personas deberán de permanecer en casa, que no se confunda, esto no quiere decir toque de queda, ni estado de excepción

El Gobierno de México decretó este lunes emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor a la epidemia del coronavirus, ante un aumento considerable de casos de coronavirus.

El objetivo es disminuir al máximo posible la velocidad de transmisión del virus, de lo contrario, los servicios de salud se verán rebasados como ocurre en España e Italia.

La emergencia sanitaria (PHEIC, por sus siglas en inglés) se declara cuando esta enfermedad tiene un un impacto muy serio e importante en la salud pública, el cual generalmente resulta ser inesperado, como característica principal.

El objetivo es disminuir al máximo posible la velocidad de transmisión del virus. De lo contrario, los servicios de salud se verán rebasados como ocurre en España e Italia.

La determinación, tomada por el Consejo de Salubridad General, implica que la Secretaría de Salud determinará las acciones que deba corresponder a las demás autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Entre las medidas se ordena a las secretarías de Hacienda, Economía y Trabajo, así como al IMSS, ISSSTE e Infonavit a “operar las medidas necesarias a fin de proteger empresas y trabajadores por la vigencia de la declaratoria”.

Además, se exhorta a que el sector privado deberá adoptar de inmediato modalidades de teletrabajo, trabajo a distancia o análogos, sin que las actividades de sus trabajadores impliquen un acto presencial.

“No estimamos que el sector privado dejase de participar o se opusiese a estas medidas. Hemos encontrado solidaridad, respaldo”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Detalló que había un consenso de que “en el momento en que fuera indispensable que se suspendieran actividades no esenciales, en ese momento todos tenemos que cerrar filas”.

Agregó que: “Si no se hace, el daño económico crece, porque va a tomar más tiempo. El impacto al empleo, a la actividad económica va a ser mucho mayor. Hay que actuar por razones de salud y economía. Entre más efectivo sea este mes, más pronto regresaremos a la normalidad”.

El canciller además aseguró que las empresas deben pagar completos los salarios de los trabajadores durante la emergencia sanitaria, ya que la ley les impediría incumplir con esta obligación.

También se extendió hasta el 30 de abril el paro de actividades no esenciales en los sectores público y privado para evitar que se extienda el contagio de COVID-19.

El sub secretario de Salud, Hugo López-Gatell anunció un programa de siete puntos que se deben cumplir durante la suspensión de actividades.

1. Suspensión de todas las actividades no esenciales, a excepción de las que son necesarias para atender emergencia como laboral rama médica y sector salud campo publico y privado; seguridad pública, integridad y soberanía nacional, actividad legislativa, sectores esenciales para el funcionamiento de la economía y programas sociales para el gobierno continúan.

2. Se extiende la jornada nacional de sana distancia hasta el 30 de abril

3. Se exhorta a la población a un resguardo domiciliario voluntario

4. Las personas mayores de 60 años o con diagnóstico de hipertensión, diabetes, inmunosupresión, estado de embarazo y diabetes no deberán presentarse a trabajar aunque laboren en sectores esenciales.

5. La Secretaría del Trabajo determinará un regreso escalonado a las actividades laborales.

6. Se suspenden los censos que involucren interacción física

7.Todas estas medidas se harán en pleno respeto a los derechos humanos