Nos preparamos para enfrentar la contingencia de salud: Gobernador

–         La meta son 600 espacios para cuidados intensivos, con respiradores suficientes y los tres hospitales ya listos para atender la emergencia; la iniciativa privada apoya las acciones y se trabaja estrechamente con las autoridades federales

El gobernador Javier Corral Jurado dijo que el frente de la salud es para la administración el principal valor a proteger en el estado de Chihuahua, por lo que se tienen avances significativos para estar preparados ante la contingencia del COVID-19,  con una capacidad de 600 espacios de cuidados intensivos y tres clínicas especiales en toda la entidad.

“En el flanco de la salud estamos generando toda una estrategia para el fortalecimiento de las capacidades del sector en nuestro estado, no solo en materia de insumos, de materiales de curación, de protección del personal, definición de protocolos, de reestructura del mando operativo, sino particularmente la reconversión hospitalaria para que Chihuahua pueda enfrentar los casos graves que requerirán atención crítica o cuidados intensivos”, declaró el mandatario.

En conferencia de prensa virtual, el gobernador informó los avances que tiene el Gobierno del Estado en torno a la contingencia de salud y respondió a las preguntas de los medios de comunicación.

Dijo que con el nivel de proyección actual de la epidemia, sería suficiente la capacidad instalada, no obstante, se adquirirán equipos y se preparan tres unidades de atención especial de pacientes COVID-19: una en Delicias en el nuevo Hospital del Issste; otra en el Hospital Central de Chihuahua y la tercera en Juárez, en el Hospital General, con la colaboración del Issste en esa frontera.

Señaló que se avanza en el inventario estatal del sector salud y se trabaja en la generación de las estrategias de coordinación con los otros órdenes de gobierno y con el sector privado, para enfrentar la emergencia.

Al respecto, resaltó el apoyo muy importante del sector privado, por parte de un grupo de empresarios que tomaron como iniciativa propia, reforzar las capacidades de equipamiento del Estado en cuanto a respiradores.

“En los próximos días daremos a conocer esa intervención muy generosa del sector empresarial, que nos está ayudando no solamente a conseguir, sino a comprar equipos de respiración para enfrentar lo que llamamos la batalla decisiva en el área de salud, que son los cuidados intensivos”, asentó.

Informó que el objetivo es que entre todas las instancias de salud se logre contar con 600 respiradores en el estado de Chihuahua en los siguientes 20 ó 30 días.

El gobernador dio a conocer que el estado de Chihuahua tiene actualmente la menor tasa de infección por cada 100 mil habitantes, embargo, insistió que ese dato no es para confiarnos, ni mucho menos para bajar la guardia, “simplemente nos indica que la gente se está cuidando, está atiendo medidas de distanciamiento físico, de aislamiento, de resguardo domiciliario corresponsable y eso nos alienta, pero eso tiene que ser reforzado durante el mes de abril”.

Destacó que este mes que inicia, es una especie de periodo de gracia que se tiene para que el sector salud se prepare con el proyecto de reconversión hospitalaria, de fortalecimiento de capacidades y poder dar una atención a los casos de enfermos que se presenten en la entidad.

“No vamos a poder contener la epidemia, lo que si podemos hacer, si la gente nos ayuda resguardándose en su casa, es bajar la velocidad de la propagación del contagio, administrarlo a lo largo de un periodo mayor de tiempo y eso nos permitirá poder atender en el Seguro Social, en el Issste, en el sistema de salud estatal o en hospitales privados, los casos delicados que se presenten”, afirmó.

Indicó que en la primera etapa el Gobierno del Estado desplegó una intensa campaña informativa de las medidas de prevención y eso ha dado resultado. Todo lo que se está haciendo ahorita es un plan de prevención, de control y de enfatizar las medidas de prevención e higiene de las personas como la mejor y más importante estrategia que tiene que hacer una comunidad con sus autoridades en enfrentar el problema.

Dijo que continúa la capacitación del personal y la compra de insumos como material de protección del personal que atiende o atenderá los casos de COVID-19, la adquisición de más pruebas para el diagnóstico de las personas que presentan los síntomas conforme a la definición operacional establecida por las autoridades en la materia.

Recordó que las pruebas se realizan en el Laboratorio Estatal que fue validado a nivel nacional por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), instancia que reconoció la eficacia y eficiencia del laboratorio de Chihuahua.

Dijo que en el tema sanitario, se plantea la necesidad de considerar o de valorar, el uso de pruebas rápidas, sólo para efectos de medir incidencia y detectar casos positivos, sin embargo, estas pruebas rápidas no podrían servir para descartar casos de COVID-19 porque tienen un alto porcentaje de infidelidad que se calcula en un 20 por ciento y pueden resultar falsos positivos como falsos negativos.

Sobre este tema, dio a conocer que se realizó la propuesta a la autoridad federal de salud, la cual se responderá en las siguientes 72 horas, para saber si mediante un protocolo y a partir de un documento que firme la persona con el personal de salud, se pudiera generar un muestreo a partir de nuestros filtros sanitarios y darle el seguimiento con la siguiente prueba.

La siguiente prueba, la PCR, tiene un diagnóstico mucho más confiable que una prueba rápida, que es fundamental para detectar posibles centros de brotes regionales y elevar la curva de contagios, que es lo que se quiere evitar en el estado de Chihuahua.

Al respecto, el gobernador reiteró que el Estado tiene capacidad de atender una situación como la que se está presentando actualmente, pero si no se acatan las medidas de sana distancia y de aislamiento, no hay sistema de salud ni país en el mundo que sea capaz de enfrentar la pandemia.

Informó que se desarrolla la rehabilitación de respiradores con la participación de un grupo de técnicos que fabrican materiales para la industria aeroespacial, quienes ofrecieron fabricar las partes que le faltan a los respiradores descompuestos.

Enfatizó que todos los habitantes de Chihuahua deben tomar conciencia. “Hasta hace 24 horas Chihuahua estaba técnicamente en el primer escenario, con siete casos importados, y los cuatro nuevos sin tienen un antecedente de contagio, con lo que se presenta lo que se conoce como dispersión comunitaria”.

Por lo anterior, de nueva cuenta solicitó a todos los chihuahuenses no salgan de casa, a menos que sea absolutamente indispensable.

El mandatario expresó Estados Unidos se convirtió en el nuevo epicentro de la pandemia en el mundo y si bien no consideró necesario cerrar la frontera, informó que ayer los gobernadores de la zona norte solicitaron al Gobierno de la República un mayor control sanitario de los connacionales repatriados, así como de los migrantes, por lo cual hicieron la propuesta a la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, misma que se actualmente se analiza por parte de la dependencia federal.

Precisó que se establecieron 14 filtros sanitarios en los puentes internacionales que comparten con los tres estados fronterizos del suroeste de los Estados Unidos, así como con las entidades vecinas de la República Mexicana.

Manifestó que este operativo lo desarrolla la Secretaría Estatal de Salud, con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Dirección de Vialidad, puesto que se reorientó personal que estaba en control de tráfico y alcoholímetro, a tareas de revisión en los filtros sanitarios.