Llama Gobernador a no bajar la guardia porque no ha pasado la pandemia de COVID-19

“Sabemos que el confinamiento ha sido largo, con muchos sacrificios, pero no es momento de relajar las medidas de higiene”, señala Javier Corral; adelantó que se consensa entre gobernadores y autoridades federales un relanzamiento de la jornada de sana distancia

El gobernador Javier Corral Jurado hizo un llamado a la población a no relajar las medidas de higiene y sana distancia, al demostrar con cifras cómo la pandemia del COVID-19 tiene un rebrote alarmante en el mundo y luego de que México rebasara los 50 mil fallecimientos.

“En ningún momento nos podemos confiar ni bajar la guardia, ni mucho menos creer que esto está pasando; sabemos que ha sido un confinamiento largo, un resguardo con muchos sacrificios, sin embargo, no podemos en ningún momento relajar las medidas sobre todo de sana distancia”, expresó.

En el programa Chihuahua Adelante, por medio del cual da a conocer a través de las redes sociodigitales, los avances del Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar, que es la estrategia para enfrentar la pandemia del coronavirus, Sar-Cov2, que causa la enfermedad el COVID-19, Corral Jurado externó su preocupación por la situación que muestra la pandemia.

Adelantó que en la reunión virtual celebrada ayer con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y varios funcionarios del Gabinete Federal, los mandatarios de la Conferencia Nacional de Gobernadores, acordaron hacer un replanteamiento general y una reconceptualización más amplia para reconciliar algunas actividades económicas, con los protocolos sanitarios y las formas de reactivación.

Pero además, dijo, para relanzar la jornada de sana distancia con nuevas medidas y nuevas restricciones en términos de organización de espacios, de horarios, así como de coordinación con los municipios.

Recordó que en el estado de Chihuahua el uso del cubrebocas es obligatorio ya que se considera un instrumento fundamental de protección hacia los demás porque evita que contagiemos a otra persona, “sobre todo, cuando tenemos el cubrebocas adecuado, lo estamos lavando constantemente, lo desinfectamos cuando son de tela y los lavamos con agua caliente, entonces todas estas medidas son importante mantenerlas”.

Reiteró que esperará la reunión nacional de revisión de indicadores para dar a conocer las nuevas medidas que operarán en Chihuahua en busca de atajar la red de contagios y aplanar la curva del COVID-19.

Al respecto, consideró que es lamentable que el país llegue a una cifra realmente dramática de 50 mil 517 decesos confirmados, lo que lo ubica como tercer lugar en el mundo en fallecimientos, así como sexto lugar en personas contagiadas con 462 mil 690.

En el mundo se registran ya 19 millones 128 mil 901 personas contagiadas y 715 mil 555 que han fallecido; sólo en los Estados Unidos son 160 mil 000 decesos, 98 mil 493 en Brasil.

Señaló que la pandemia tiene en el mundo un comportamiento muy impredecible, pero particularmente se refirió al caso de España, donde parecía que habían aplanado la curva después de ser de los primeros en ver rebasadas toda su capacidad hospitalaria, sin embargo, recientemente muestran picos de rebrote muy importantes entre julio y agosto.

“Esto es lo que sucede cuando se aumenta la movilidad, cuando crece la presencia de las personas en la calle, cuando se dejan de aplicar las medidas de sana distancia, cuando dejamos de desinfectar los espacios o nos alejamos de las medidas de higiene personal y cuando empezamos a prescindir del cubrebocas como un instrumento fundamental para nosotros no contagiar a los demás”, indicó el mandatario.

Por ello, finalizo, es muy importante señalar que en ningún momento nos podemos confiar ni podemos bajar la guardia ni mucho menos podemos creer que esto está pasando.