Rebasó el 9-1-1 las mil llamadas por fiestas escandalosas durante fin de semana

  • También se disuadieron 100 reuniones prohibidas; exhortan a chihuahuenses a evitar aglomeraciones y prevenir contagios por COVID-19

La Policía Municipal a través del sistema de emergencias 9-1-1 rebasó las mil llamadas a causa de fiestas escandalosas que se suscitaron en la ciudad durante el fin de semana pasado, esta cifra representa un incremento del 13 por ciento en comparación al fin de semana anterior, entre las cuales se encuentran aquellas llamadas que resultan falsas o fiestas concluidas antes de que acuda la autoridad.

Son policías municipales, inspectores de Gobernación y en algunos casos elementos de la SEDENA quienes integran las células COVID, apoyando a los agentes de vigilancia ordinaria de los cinco distritos policiales que conforman la mancha urbana, para intervenir en reuniones que derivan en escándalos y molestias a vecinos, así como alta probabilidad de contagios por coronavirus.

Fueron además terminadas 100 reuniones con dos personas detenidas que se encontraban escandalizando y provocando molestias a los vecinos, en tanto inspectores municipales impusieron 19 actas que consisten en sanciones económicas o citatorios, para quienes se niegan a obedecer a la autoridad.

Actualmente en el municipio de Chihuahua la semaforización por coronavirus se encuentra en fase naranja y prohíbe este tipo de reuniones, en las cuales se suele omitir el aforo establecido, la sana distancia, el uso de cubrebocas o el lavado constante de manos, además de ocasionar molestias a quienes habitan en los alrededores.