5 razones por las que no debes abusar de las ofertas de fin de temporada

A través de tentadoras ofertas como ventas de liquidación, rebajas sobre rebajas, adiós a las mercancías o el fin de la temporada invernal, entre otras, cada enero los comercios prometen grandes descuentos. 

Desde ropa, cosméticos, electrodomésticos, tecnología, etc., cada fin de temporada, las tiendas ofrecen descuentos para sacar los saldos pendientes; es decir, la mercancía de temporadas pasadas que no se vendió, por lo que los descuentos suelen ser tentadores.

“La mayoría de las tiendas comienza este periodo de descuentos el 7 de enero; es decir, después del Día de Reyes, y termina aproximadamente en marzo, aunque cada cadena establece sus propias fechas, según su estrategia de ventas”, señala señala Fernando González, Partner en QED Investors y CEO de Coru.com, plataforma especializada en servicios financieros.

En este sentido, hay muchas razones por las que, por más atractivas que parezcan las ofertas, no debes abusar de las ofertas del primer mes del año, y más teniendo en cuenta el contexto que estamos viviendo con el COVID-19. De acuerdo con Coru, estas son las principales:

1. Recuerda la pandemia. Expertos afirman que la cuesta de enero de este año podría extenderse más allá de este mes, por lo que más que considerarlo, es necesario que armes un plan financiero y prevengas gastos.

Con la pandemia en curso, el futuro es incierto, por lo que necesitas protegerte a ti y a tu familia contra emergencias financieras. Recuerda que ser capaz de gestionar las crisis contribuye a tu estabilidad financiera.

2. Plan de finanzas personales. Una buena planeación es importante para que la cuesta de enero no se prolongue más de la cuenta, por ello, la prudencia financiera combinada con el ahorro te servirá para lograr una economía sana en tiempos de incertidumbre. Las finanzas personales pueden ser un dolor de cabeza, por lo que Coru tiene entrenamientos para tomar mejores decisiones financieras con base en lo que necesitas.

3. Ten cuidado con los meses sin intereses. Las ofertas sólo representan ahorro cuando se trata de algún producto o servicio que ya se había planeado adquirir; si se trata de un “gustito”con rebaja, no dejará de ser un gasto, aún con descuento.

Y aunque parezca atractivo comprar ahora y pagar a meses sin intereses, estos cargos se abonan a las deudas que ya tienes, por ello evalúa lo que vas a adquirir, así como el tiempo para saldarlo. Recuerda siempre: los meses sin intereses son una facilidad de pago, no un descuento.

4. Cuidado con elturismo comercial”. No es sano para tus finanzas visitar una tienda solo a ver qué se encuentra “rebajado”. Si no tienes planeada una compra, ni te asomes -menos si eres comprador compulsivo-, no te dejes llevar por la inercia de los descuentos.

Una alternativa es hacer una revisión sobre los artículos que realmente necesitas y planees la compra. Busca qué tiendas te ofrecen alguna promoción o un mayor descuento.

5. Tiempo de rebajas, tiempo de estafas. Ten cuidado, es común que haya comercios que se aprovechen del argumento de los descuentos de inicio de año y generen publicidad engañosa o publiquen una oferta que realmente no lo es. Por ello, revisa cuidadosamente los términos, condiciones y restricciones de las ofertas y en caso de algún abuso, haz la denuncia ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).