Muchas persona se han visto afectadas por procedimientos estéticos mal realizados: es necesario regularlos: Patricia Jurado

En la presentación de la iniciativa, la Diputada Patricia Jurado, expuso que ante el incremento de prácticas de la denominada medicina estética, en la que se incluyen procedimientos auxiliares que no son quirúrgicos pero que su realización involucra una intervención mínima como inyecciones, es necesario asegurar que se realicen por profesionales que estén capacitados para ello.
“Nuestra entidad no es ajena a esta problemática, como ejemplo tenemos los hechos que se dieron a conocer por medios de comunicación, con el encabezado “Urgente la atención a las malas cirugías estéticas”, esto debido a que en el municipio de Cuauhtémoc, quince mujeres fueron víctimas de una mala praxis al someterse a una modificación de labios a través de la aplicación de ácido hialurónico que resultó ser un tipo de aceite que les ocasionó piedras amarillas, las cuales tuvieron que ser removidas quirúrgicamente.”

Expuso también que por otra parte, tenemos también que la publicidad engañosa forma parte de esta problemática, pues existe un sinfín de anuncios en redes sociales que ofrecen transformaciones físicas a un bajo costo, sin informar la preparación de quienes realizan estas prácticas, así como las posibles consecuencias.

Explicó que el objetivo de esta reforma, es contar en la ley con un mecanismo que asegure que quienes se dediquen a prestar servicios de salud en los que se pretenda cambiar alguna parte del cuerpo o cara mediante procedimientos mínimamente invasivos no quirúrgicos, sea realizada por médicos cirujanos. Además de establecer la obligatoriedad de que quienes se dediquen a la cirugía plástica y reconstructiva, cuenten con la certificación vigente emitida por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva A.C,(CMCPER) así como de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, A.C.(AMCPER).

De igual forma presentó un exhorto al Ejecutivo Estatal, por medio de la Secretaría de Salud, para que emprenda una campaña de concienciación en la que se difunda de forma puntual los riesgos que implica someterse a procedimientos de cirugía plástica, reconstructiva y procedimientos del campo de la medicina estética.