Acoso Textual: El mal “timing” de Javier


Por Mario Alberto Estrella.- Llegó la hora del segundo informe para nuestro primer mandatario estatal. Si bien, le llegó la hora a Corral, queda muy claro que esta, no es “la hora de Javier”. Y es que como dijera Walter Mercado, parece que nuestra “ternurita” de gobernador trae los astros volteados.

De acuerdo con una reciente encuesta publicada en Cd. Juárez, al juarense no lo quieren ni en su rancho.

A un día del segundo informe de gobierno de Javier Corral Jurado, el nivel de aceptación a dicho funcionario está por los suelos y destaca el incumplimiento de promesas a los juarenses.

Una de las últimas encuestas Casa Arias Consultores  lo coloca con un índice de desaprobación del 71.7 por ciento por parte de los ciudadanos.

Por otra parte, desde la campaña política efectuada en el año 2016, el político panista realizó varios compromisos que a la fecha han sido un fracaso, según el análisis.

Cuando el candidato a gobernador constitucional arrancó campaña, prometió un transporte digno, captura de su antecesor César Duarte Jáquez, disminución en la violencia, apoyo a Juárez en obra pública y combate a corrupción, entre otros, pero falló.

Para colmo de males, el otrora periodista, se le ocurre lanzarse a la yugular de Andrés Manuel López Obrador en el momento que el tabasqueño goza del mismo nivel de aprobación que Javier de rechazo, lo que ha convertido al gobernador en un meme viviente.

Y es que las victorias del mandatario si bien llegan, lo hacen a destiempo, o con un gran contrapeso, desmantela una banda de “huachicoleros” justo cuando el huachicol deja de ser “trending topic”. Tal vez sería bueno enviar un saludo a los #JonasBrothers antes de empezar su “Segundo Informe de Gobierno”. En aras de conseguir levantar un sus números en redes sociales. O acomodar un espacio en la agenda de su próximo viaje al centro del país para ir a bailar a Chalma y procurarse un ojo de venado, porque así como anota goles los recibe.

Y mientras tanto las voces de los chihuahuenses se hacen eco en el ciberespacio.