Acoso Textual:La corrupción nuestra de cada día


Por Mario Alberto Estrella.- Desde hace décadas hemos vivido flagelados por nuestras malas costumbres. La corrupción es a su vez crimen y castigo.

De acuerdo a la revista Forbes, a México le cuesta, al menos 100,000 millones de dólares al año la corrupción.

De acuerdo al Índice de Percepción sobre Corrupción que realiza Transparencia Internacional, nuestro país se encuentra en el lugar 105 entre 176 naciones. En el espejo de la corrupción nos vemos igual que Kosovo, Mali, Filipinas y Albania. Del comparativo con los países miembros de la OCDE mejor no hablamos; en la tradición nacional, que existan 71 países peor evaluados es mediana conquista.

La corrupción y el soborno aumentaron 30 por ciento en México en 2018, según una encuesta de la firma PricewaterhouseCoopers (PwC) entre empresarios.

El incremento fue mayor al observado en Sudamérica y América del Norte, donde la percepción arrojó un aumento de 25 y 13 por ciento.

El combate a la corrupción se convirtió en el punto central de la campaña presidencial, a 100 días de  gobierno del tabasqueño, nos preguntamos cómo va la lucha contra ese flagelo.

La corrupción, en efecto, es la raíz de muchos de los problemas del país, afirma Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana. Este fenómeno está presente en obras públicas sin concluir, la triangulación de recursos públicos a empresas fantasma, licitaciones irregulares, la operación irregular de taxis, casos de impunidad, gasto de programas sociales con uso electoral y hasta violación a derechos humanos.

Para combatir este mal endémico, AMLO presentó un plan integrado por 50 puntos 15 días después de que los votantes lo favorecieron en las urnas. Entre los lineamientos más destacados estaba la suspensión de fueros y privilegios a funcionarios públicos, reformar la ley para considerar delitos graves el tráfico de influencias, que la Fiscalía general tuviera completa autonomía y la supresión de estructuras y programas duplicados.

A cien días de la operación de su gobierno ¿se puede hablar de un avance en el combate a la corrupción?

Para calificar la gestión de AMLO para disminuir este fenómeno, no es necesario necesario revisar el cumplimiento de las cincuenta propuestas, sino observar la estrategia con la que se abordan casos específicos de corrupción.

En opinión de Bohórquez, la 4t sí está mostrando un cambio de enfoque al abordar los casos de corrupción a través de la Fiscalía General de la República, la Unidad de Inteligencia Financiera a la investigación de casos, así como del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Javier Corral, gobernador del estado de Chihuahua, declaró que el cambio más importante fue romper con la corrupción.

Hemos tenido que sortear grandes adversidades: económicas, información distorsionada, ataques y calumnias. A todo ello se ha salido al paso con tesón y esperanza y mi compromiso será siempre hablar a la gente con franqueza y honestidad”.

Afirmó que el gobierno estatal seguirá trabajando para “rescatar a Chihuahua del muladar de la corrupción” que dejó en bancarrota al estado, el anterior gobierno.

En el marco del informe regional de su segundo año como gobernador, destacó que los cambios más importante que su administración logró es el de romper el continuo de corrupción y la simulación, así como la alianza con la sociedad civil, cuyo objetivo es emprender diversas acciones en beneficio a la comunidad.

Javier Corral, gobernador del estado de Chihuahua, declaró que el cambio más importante fue romper con la corrupción.

Loretta Ortiz Ahlf, última aspirante de la terna del Ejecutivo Federal para ocupar el cargo de ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dijo que en caso de ser electa, su prioridad será sostener y promover una política de tolerancia cero frente a la corrupción, el tráfico de influencias y el nepotismo en todos los niveles del Poder Judicial y en los ámbitos de la administración de justicia.

López Obrador, anunció que su gobierno presentará una queja formal contra los jueces que liberan con celeridad a presuntos delincuentes argumentando violaciones a derechos humanos o al debido proceso.

Sin embargo, como todo, la corrupción empieza en casa y debe ser combatida desde el seno materno.

Así continuamos, con esa lucha interna, entre el autoflagelo… el crimen y el castigo.