Sabe “Migue” lo que viene para Algodoneros

El tener 14 estatales en sus espaldas, incluidas tres series finales y una calidad de alta excelencia, le dan a Miguel Ángel Holguín la experiencia para estar consiente lo que enfrentará Algodoneros de Delicias, este viernes, sábado y domingo cuando visite a los Rojos de Jiménez en el estadio “21 de Marzo”, en las semifinales del Campeonato Estatal de Béisbol Bankaool 2019 temporada Ángel “Bucky” Pérez.

Impresionante fue la presencia de cerca de 1,000 aficionados rojos en los dos primeros de la serie en el Gran Estadio Delicias.

El estadio “21 de Marzo” es una plaza donde el apoyo de la afición hacia el equipo local, marca una muy particular diferencia por encima del resto de los escenarios en el estado.

“Estamos preparados y conscientes de ello. Sabemos que ahorita cualquier plaza es difícil por el nivel de competencia en el que nos encontramos que son play offs, pero para ganar tendremos que saber entender esa situación y que no nos afecte”, comentó Holguín.

El año pasado, Algodoneros visitó en el primer play off a los Rojos de Jiménez, pero en nada se compara la pasión de la presente semifinal.

“Debemos de jugar béisbol, entender que ellos (aficionados) irán a disfrutar de esa manera el béisbol y es entendible. Si logramos entender eso creo que no nos va afectar”, apuntó el nativo de Ciudad Cuauhtémoc.

Precisamente jugando para Manzaneros, Migue Holguín visito el “Infierno Roo”, en los juegos tres, cuatro y cinco de la serie del año 2016, en dicha serie titular Holguín fue designado el Jugador Más Valioso.

Sobre tal batalla, el actual cuarto cañon de los Algodoneros recordó; “No fue nada fácil, la afición de Jiménez es una fanaticada muy entregada a su equipo, pero podemos jugar tranquilos, es competencia deportiva que lo único qué pasa es ganar o perder, en lo personal todo ello me motiva para dar un mejor esfuerzo”.

Algodoneros y Rojos dividieron victorias al iniciar la semifinal 2019, por lo cual el próximo fin de semana la triple cartelera está asegurada en la “Vieja Huejoquilla”.